12 de enero de 2012

quejica

Quien se para a llorar, quien se lamenta
contra la piedra hostil del desaliento,
quien se pone a otra cosa que no sea el combate,
no será un vencedor, será un vencido lento.

Miguel Hernández, Viento de pueblo (1936-37)
(leído en
La trenza de Ocnos)

4 comentarios:

Miguel Sánchez Ibáñez dijo...

Pues yo creo que llorar viene bien. Y mira que me gusta Miguel Hernández, pero cuando se pone belicoso... hum.

Personal Style dijo...

Hola Luis no conocia tu blog, es genial.

Me gustaría invitarte a participar en el Sorteo de las Zapatillas Paredes Oro del 50 aniversario Cibeles Fashion Week.

Te encantarán!

Te deseo mucha suerte!

Un abrazo PersonalStyle.

http://blogpersonalstyle.blogspot.com/

Ocnebius dijo...

Es todo un honor que me cites por aquí! Reconozco que me acabo de dar cuenta ahora. Un abrazote muy fuerte, artistazo!

montorelio dijo...

Si luchas, puedes perder; si no luchas, estás perdido (visto hace años en una pintada).