10 de mayo de 2010

Preacuerdos

Hay que divorciarse de los padres, o al menos firmar separación de bienes con respecto a las decisiones de futuro. Esto es: las tuyas son las tuyas y las mías, ¡mías!

María Graciela vía Facebook (9/5/2010)

3 comentarios:

Ocnebius dijo...

Absolutamente de acuerdo. Ésa es una conclusión a la que he llegado tardíamente. La mayoría de mis conocidos tenía broncas con sus padres a causa de lo mismo cuando éramos quinceañeros... mientras que yo siempre fui el niño bueno. Ahora, que trato de tomas mis propias decisiones, asumiendo el riesgo a equivocarme, mis padres usan todo tipo de chantajes emocionales. Puaj.
Un abrazo desde el Sur del Sur.

Orologiaio dijo...

Separación de bienes. Cuanto antes, mejor, que luego todo son embrollos.

Muy majetes, me han criado y blablabla

Pero mi vida es mía, gracias.

Alforte dijo...

Ser responsable de las decisiones propias, eso es madurar. Algunos padres lo saben, otros desgraciadamente, no dejan crecer a su prole.