20 de abril de 2010

Seamos realistas

Ni yo bordo pañuelos, ni tú rompes contratos. Ni yo mato por celos, ni tú mueres por mí. Y antes de que me quieras como se quiere a un gato, me largo con cualquiera que se parezca a tí.

María Jiménez, Con dos camas vacías (2002)

4 comentarios:

Orologiaio dijo...

Jo, pues yo quiero mucho a mi gato...

;)

Alforte dijo...

y OLÉ. Mucha María.
Bso

Xim dijo...

Pero ésta señora ¿al final se casó con el dentista o no?...

Stultifer dijo...

Cómo me gusta María