23 de febrero de 2006

Sonriendo

Hace días que te obsevo, y he contado con los dedos cuántas veces te has reído, y una mano me ha valido.

Jarabe de Palo, Grita (1996)

1 comentario:

Myska dijo...

Comenzaré a sonreir más veces y entonces ni siquera las dos manos valdrán para contar mis sonrisas y las tuyas al ver las mías.